La boda de Palmira y Calin

 

Se conocieron hace 3 años trabajando juntos en un restaurante de Madrid. Lo de ella, fue amor a primera vista y unos meses después comenzaron su noviazgo. 

Su primer viaje juntos fue a Ribadesella y Calin no dudó en que ese sería el lugar perfecto para pedirle que se casara con él.

Así fue como empezó este felices para siempre, con una boda de invierno preciosa y llena de detalles que me ha conquistado por completo.

La novia

Palmira, la novia, estaba guapísima con un vestido de Otaduy, con cuerpo de guipur y escote en la espalda. Como buena novia de invierno, llevaba un abrigo de piel de Elcorteinglés. Para el maquillaje y el peinado confió en su amiga Esther Martínez.

Como complementos escogió un precioso tocado de India Tiaras y tocados en tonos blancos, dorados y burdeos que aportaban el toque de color a su look. También lo hicieron sus zapatos, unos stilettos azul Klein de tacón ancho con glitter, de Uniqshoes. Pero sin duda, el toque final lo daba una pulsera reliquia de su abuela, con más de cien años de historia y una bonita tradición familiar, ya que la llevaron en su boda tanto su abuela, como su madre y sus tías. 

El ramo que le hizo Pitu, la encargada de la decoración en Samantha de España Catering, era precioso. Con flores de algodón y eucalipto. Muy acorde con la temática invernal de la boda y que a mí personalmente, ¡me ha encantado!

 

 El Novio

Calin, vestido por Trajes Guzmán, llevaba chaqué clásico con pantalón gris de raya diplomática y chaleco beige que contrastaba con la bonita corbata azul marinao con motivos de flor de lis.

La Ceremonia

La ceremonia tuvo lugar en la Iglesia San Juan Bautista en la villa medieval de Pedraza, Segovia. Además del encanto natural que posee, decoraron su interior con una alfombra rústica y llena de velas hasta el altar. ¡Todo un acierto!

La novia, entró con "Storybook Love" a piano y violín, de la película "La princesa prometida" que habían visto decenas de veces todos en familia. Esta canción tenía un especial significado para ella, ya que además era una de las favoritas de su padre, quién había fallecido recientemente. Yo estoy segura, que de algún modo también él la acompañó ese día hasta el altar, donde Calin la esperaba muy emocionado.

Además, Palmira proviene de una familia de gran tradición militar y a la salida como se acostumbra a hacer en estos casos, les hicieron el pasillo de sables. Un momento precioso sin duda.

  

La Celebración

El cóctel tuvo lugar en la Fundación Santo Domingo y la posterior comida y baile en la Finca De Natura, en Pedraza. Este lugar tiene un encanto especial, el salón con suelo de barro antiguo, techos con madera vista, una chimenea... todo casaba perfectamente con el estilo que los novios quisieron para su boda, rústico, acogedor, invernal. Otro plus en la decoración fue que todo el espacio estaba decorado con luces y velas, el resultado ¡espectacular!

El seatting plan fue un puestecito de madera con tablas de cerámica colgadas. Las minutas, con caligrafía en tono burdeos acorde con la paleta de colores de la boda.

El servicio lo dio el catering de Samantha de España, así como la decoración del espacio.

Me ha encantado la combinación de distintos tipos de vajillas, las velas y los centros de mesa, en la línea del resto de la boda, con tonos burdeos para dar ese toque de color. Y por supuesto, ¡me ha "requete-encantado" el buffet de postres!

  

Los Detalles de los Invitados

Palmira, es de Melilla y Calin de Transilvania. Por eso, quisieron hacer un guiño a sus lugares de origen y que mejor forma de hacerlo que con los detalles de los invitados.

Para ellos, eligieron unas botellitas de Palinka, bebida típica de Rumanía. Y para ellas, pintalabios típicos morunos y unas babuchas morunas también, perfectas para el dolor de pies después de tanto bailar con los tacones.

El baile

Para el baile nupcial escogieron la canción de Pitingo "Toda una vida", momento muy romántico. Para sorprender a su marido, Palmira contrató un grupo flamenco que le cantó "Pedacitos de tí" de Antonio Orozco, canción especial para ellos. Y por último, durante la fiesta, la novia hizo un divertido baile con sus hermanas y después con toda su familia.

 

Fotografía

De las fotos se encargó el equipo de Liven Photography que sin duda hicieron un fantástico trabajo.

 

Y colorín colorado, ¡este bodorrio se ha acabado!

Espero que seáis muy, pero que muy felices...

Publicado en BODAS REALES y etiquetado , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *